Cursor

Por favor no copies el contenido de este blog, todos los escritos están hechos por mí, excepto en los que se menciona su autor.
-Se original-

sábado, 18 de febrero de 2012

Estrella del horizonte

Solía contemplarla en la lejanía y perderme en aquella imagen que se posaba ante mis ojos, creía poder conocer lo que su alma escondía con cada gesto. Sus ojos mostraban el mismo otoño, aquellos tonos rojizos contorneaban el iris de sus ojos y el lento decaer de las hojas me hablaba de aquel espíritu que luchaba contra el invierno subsecuente a esta. Ella me hablaba en susurros como si fueran cantos que ocultaba el viento, suaves y cálidos, acariciaban mi alma y se escondían entre mis recuerdos. A veces veíamos aquellas pequeñas estrellas que solían posarse sobre el cielo, el tiempo transcurría lento, nos envolvía y atrapaba en la infinidad del universo. Poco a poco deje que mis dedos se perdieran en los suyos, le robe un beso bajo la luz de la luna en aquel bosque encantado y entonces supe que ella era ese atisbo de una hermosa estrella que se filtraba en mi alma, aquella estrella que se marcho por el horizonte y que yo aún sigo esperando a su regreso, sentado en aquel bosque donde la vi partir.


By Pandora

domingo, 12 de febrero de 2012

Contradicciones

Era un atardecer lluvioso, las nubes escondían tras sí los rayos del sol. Las pequeñas gotas de lluvia se deslizaban por el cristal, podía ver el reflejo de mi rostro en la fugaz ciudad desde aquel autobús. Me hallaba sumida en mi propia conciencia, olvidando a la gente a mí alrededor, dejándome envolver por mis pensamientos. De vez en cuando volvía a la realidad, perturbada por aquella ráfaga de viento que se filtraba cada tanto en mis huesos. Quise envolver mis piernas entre mis brazos y quedarme recostada allí por un momento, pero no pude más que pensar, de repente me sentía libre, libre de sentimientos que no lograba conocer por completo. El amor se había vuelto irreconocible desde aquel punto, ya no sentía amor que lograra estremecerme o atormentarme, solo la dulce sensación de soledad, suspiré largamente y volvía a refugiarme en su sonrisa, a pesar de todo mi alma suspiraba su nombre entre mis pensamientos como si supiera que él era a quien yo amaba  contradiciendo cada una de mis convicciones. Si, quizás al final me engañaba, pero prefería esconderme tras la lluvia y reconfortarme con mis mentiras.


By Pandora

What time is it?


Get your own Digital Clock