Cursor

Por favor no copies el contenido de este blog, todos los escritos están hechos por mí, excepto en los que se menciona su autor.
-Se original-

domingo, 16 de marzo de 2014

Una noche al compás de un tango

Se sienta a su lado y aguarda, escucha la música pero no la siente. Voltea a su lado y entonces la ve, la observa detenidamente sin ningún temor a que ella se dé cuenta, pero de algún modo no lo hace. Espera, pero nada sucede. La curiosidad crece dentro de él y se torna casi insoportable, entonces toca su hombro y llama su atención.
-Hola- pronuncia él y entonces puede observar de frente a aquella hermosa joven, sonriente y frágil, y aquellos largos rizos que caen a lo largo de su delgada silueta.
-Hola-responde dulcemente ella. Él tarda en percatarse y siente una culpabilidad atroz cuando lo hace, ella no ve. Piensa en marcharse, pero algo lo retiene y el no lucha por liberarse. Ella aguarda por un momento, pero luego vuelve a perderse con el sonido de la música.
-Quisiera mostrarte algo- dice él repentinamente como si supiera que era algo que debería hacer. Ella voltea nuevamente, un poco consternada.
-No sé si te has dado cuenta, pero yo…- logra decir ella un poco avergonzada.
-Lo sé, pero te voy a mostrar una nueva forma de sentir el mundo-. Dijo él dulcemente,  con la mirada pérdida en la multitud de aquel lugar, buscando su punto de inicio para su historia y de pronto sabe por dónde empezar.
-Bien- dice ella con una sonrisa dibujada en su delicado rostro y espera. Ambos esperan, y la música comienza, el tango empieza a inundar con sus notas características el centro de la ciudad, la gente se acerca para observar a las parejas dejándose seducir por aquella danza mortal.
-“La multitud se torna alrededor de ellos, aquellos danzantes frente a nosotros- comienza a narrar él para ella mientras todo acontece a su alrededor y continua sin detenerse.- Sus cuerpos se mueven con cada nota, la música ha seducido sus sentidos y ellos no dejan de bailar, él posa sus manos sobre la cintura de aquella bella joven y ella se deja envolver.  Sus movimientos son ágiles, precisos, emanan belleza con cada paso, pasión en todos los sentidos, pero hay algo más, algo que los demás no ven, es una pareja, una pareja que coexiste más allá del baile. Ella lleva un vestido negro que se ajusta a su silueta y tiene una larga cabellera que cae a lo largo de su cuerpo, como el tuyo- él sonríe y nota el leve sonrojo de ella sobre sus suaves mejillas.-  Ellos bailan para sí, no para el público y a pesar de que hay más parejas bailando, todo mundo los observa a ellos, demuestran la esencia del tango, sabes, ellos hacen el amor en la pista.- para por un instante y observa su rostro, sabe que se ha perdido en la historia, sigue sonriente, incluso parece feliz y continua antes de que se dé cuenta de que ha parado.- De pronto, la música se detiene por un momento como si llegara al clímax y ellos se detienen inconscientemente, agitados, tratando de sincronizar sus respiraciones,  lo que parece ínfimo se prolonga y la música continua, pero ellos permanecen inmóviles, ajenos a la realidad, aguardando pacientemente, son el desenlace. Ambos se miran, parece que comunican algo más que una simple mirada, como si sus almas hablarán en un lenguaje secreto, eso que le llaman amor. Sus rostros se acercan y sus labios se tocan, esperan y sucumben ante el deseo. La pasión se desborda en aquel beso, pero él la trata con delicadeza. Los límites se pierden, imposible separar dos almas que han estado unidas siempre”- puntualiza él, creando una historia que ella pudiera ver.
Ella se ríe, es el sonido más celestial que él jamás había escuchado, era dulce, pero sobre todo real. Ella desprende una cubierta pero él no teme abrirse ante ella.
-¿Qué pasa?- pregunta él, uniéndose a su melódica risa.
Suspira por un momento y responde, -Eres muy bueno narrando historias, deberías escribir sabes, ¿alguna vez lo habías pensado?, si, seguro que sí, los talentos son imposibles de ignorar sobre todo cuando sientes amor por ello-.puntualiza ella.
Él ríe amargamente con ese pensamiento, -Tienes una agudeza mental que podría desenmarañar el corazón de cualquiera-. 
-Posees un talento innato, me has hecho ver lo inimaginable, he podido ver a través de tus palabras y he saboreado cada una de ellas en mis pensamientos, y mi ser ha podido sentir todas aquellas sensaciones descritas, anheladas e impulsivas, ¿Qué tan factible puede ser eso?, si la escritura no es una forma de vida, entonces no sé lo que es.-sonríe ella.
-Entonces, déjame mostrarte una forma de vida.- dice él mientras extiende su mano invitándola a recorrer una noche al compás de un tango.

Ella siente su deseo de mostrarle, y sin verlo toma su mano. Ambos caminan entre la multitud, llegan al centro de la música y ahora ellos son el corazón de aquella danza pasional.

By Pandora 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deposita tus pensamientos en la caja de Pandora, pero ten cuidado de no abrirla demasiado, podrías desatar un mal :)

What time is it?


Get your own Digital Clock